Jueves, 14 de octubre de 2010
Publicado por MadameOlenska @ 16:20
Comentarios (0)  | Enviar

Estimado detective,

Me congratula tener noticias de usted. Empezaba a preocuparme la idea de que estuviera demasiado inmerso en sus investigaciones sobre las diferentes calidades de whisky entre los tan distinguidos bares espa?oles que usted frecuenta?

Por otro lado, me alegra sobremanera saber que mi carta le produjo enormes carcajadas, pero me preocupa que ?stas pudieran llevarle directo al hospital. Me hace pensar que igual usted est? perdiendo la frescura que el g?nero de aventuras es capaz de darnos y prefiera melodramas mal llevados, lentos y previsibles como Celda 211. Tenga cuidado querido, le veo recto a convertirse en uno de esos gafapastas que usted tanto critica??

Pero ya que le gusta el g?nero lento y dram?tico, hoy le contesto con otra de romanos que tuve la oportunidad de ver este fin de semana: ?gora. ?A diferencia de usted, puedo cambiar f?cilmente de registro y apreciar diferentes estilos sin pudor, sin ir m?s lejos de lo que cada uno tiene intenci?n de ofrecerme.

La pel?cula est? ambientada en los tiempos convulsos que se vivieron en la Alejandr?a del siglo IV, cuando Egipto estaba bajo el Imperio Romano. As?, destacan las revueltas religiosas y pol?ticas, que van acorralando poco a poco a los iluminados obsesionados por la filosof?a.

?gora deja para la historia del cine espa?ol la sensaci?n de indignaci?n producida por la quema de la biblioteca de Alejandr?a por los b?rbaros, al igual que las excepcionales divagaciones de su protagonista, la fil?sofa Hipatia, brillantemente interpretada por Rachel Weisz.

La pel?cula es una sucesi?n de eventos que van atrapando la cultura entre muros de fanatismo, en esta ocasi?n, encarnado por los cristianos, ?no le produce cierto temor con los tiempos que corren?

Sabe bien que me gustan los buenos finales y, en esto, Amen?bar no falla. Nos dedica un desenlace con sabor a Mar Adentro, algo lacrim?geno y manido, pero que (para variar) logr? arrancar las l?grimas de esta fiel seguidora. ?Ser? que estoy muy sensible? Sin embargo, cuando esto me sucede, considero que es una prueba irrefutable de que me encontraba justo donde deb?a estar: dentro de la historia.

Sin m?s, me despido, para que desangre mis palabras con su audaz ingenio.

Suya siempre y en cualquier g?nero,

Madame Olenska


Tags: Agora, Amenabar

Comentarios